Darse fuerte las manos: Una historia del entrañable pueblo de Claveria"

  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • warning: Parameter 2 to gmap_gmap() expected to be a reference, value given in /home/clc/public_html/includes/module.inc on line 471.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.
  • : Function split() is deprecated in /home/clc/public_html/sites/learningcentre.coop/modules/i18n/i18nstrings/i18nstrings.module on line 617.

Primary school students in Claveria.Todo estaba aún oscuro. Ni un haz de luz del sol había tocado el silencioso cielo. Empacamos nuestras maletas y suficiente comida y agua para un par de días en el ómnibus. "Será un largo día en el camino," mis viejos amigos me dijeron. Teníamos que darnos prisa.

En menos de una hora, estábamos afuera de Manila atravesando la carretera del Norte de Luzon. Comenzó a colarse la luz del día. El cielo azul oscuro lentamente cambió a rojo, luego a amarillo, tocando todo sobre la tierra con la magia de sus colores. Unas horas más tarde, una ola de emoción me envolvió al comenzar a ver la quieta belleza de nuestro país -un caleidoscopio de ciudades, campos de arroz, árboles, montañas, puentes, pueblos costeros, costas y mares.

Hicimos unas paradas para comer algo y refrescarnos un poco. A medida que avanzábamos, el sol del final de la tarde comenzó a bajar las montañas. El atardecer se instaló, pero aún estábamos en el camino. Me pregunté hacia dónde nos dirigíamos. Nunca antes había estado allí.

Fue en junio de 1997, tenía veintidós años. Mis amigos y yo estábamos en una misión para evaluar el desempeño de la Cooperativa de Multipropósito basada en el Agro de Claveria (CABMPC) pues competía con otras cooperativas en el Gawad PITAK1 en la búsqueda anual de la más destacada cooperativa, un concurso patrocinado por el Banco Land de Filipinas.

¡Estamos aquí!" exclamó uno de mis compañeros. ¡Al fin! Después de 14 horas de viaje desde Manila, habíamos llegado a Claveria, Cagayan, una comunidad ribereña en la porción nor occidental de la isla de Luzon, a 740 kilómetros de Manila. "¡Arena!", la sentí cuando salté de la embarcación. Me di cuenta de que desde donde estábamos parados, el agua abierta estaba solo a doscientos pies de distancia. ¡Es donde el Océano Pacífico se une con el Mar del Sur de China! 

Los bonitos edificios blancos y los platos satelitales de CABMPC nos saludaron. La población local nos dio una cálida bienvenida y nos sirvió deliciosos platos de mar para la cena. Después de la gran comida, comenzamos a trabajar. Terminamos tarde y tuvimos que seguir al día siguiente. Después de hablar con mucha gente, de revisar una buena cantidad de documentos y de visitar varios proyectos, concluimos la evaluación y nos dirigimos a otro destino. 

Students getting lunch at the school canteen.Dentro del limitado tiempo que tuvimos, aprendí que CABMPC jugaba un importante rol en la comunidad de Claveria y en las municipalidades cercanas. Pero me llevó más años y más oportunidades de retornar año a año a este lugar, ver realmente cómo la gente de Claveria proveyó el contexto que permitió a CABMPC convertirse en la institución que yo conocí. También fue un momento especial para mí el descubrir las maravillas de los pequeños que irradiaban esperanza en su apagada comunidad. Ella estaba fundada sobre la necesidad y fortificada por la perseverancia y la disciplina. Ahora que ya tengo veintinueve años, sé que no puedo hablar de CABMPC sin hablar de Claveria, su historia, su gente, su comunidad. 

Claveria, una comunidad tranquila

Claveria es una municipalidad de 4ª clase2 bendecida con montañas, granjas y mares. Alrededor de 28.000 personas habitan el lugar; 13.000 de las cuales son votantes registrados3. Una gran parte de su población depende de la ganadería y de la pesca. Otros van al extranjero para subsistir, mientras algunos son empleados en oficinas de gobierno.

Durante muchos años, Claveria ha sido una comunidad tranquila. No existe ningún tipo de recreación, fuera de lo que ofrece la naturaleza. Los niños van a la escuela. Los padres van al río o al mar, a las granjas, o a las oficinas. El día concluye cuando cae el atardecer y la comunidad entera se establece en casa. 

La gente se casa joven, especialmente aquellos adolescentes que no pueden ir a las ciudades a buscar un título pues la educación en Claveria sólo llega al nivel de la escuela secundaria.  En el área no existía ningún banco hasta que se estableció el Banco Rural de Claveria en los años ochenta. Antes de eso, llevaba alrededor de cuatro horas llegar a los bancos más cercanos en las ciudades de Laoag o Tuguegarao.

Organizers of the multi-purpose co-opHace más de tres décadas, existían las industrias Taggat, una empresa de tala de árboles arraigada en el barrio de Taggat y empleaban cerca de 2.000 trabajadores. Durante su época próspera, la empresa podía cubrir las necesidades de los trabajadores y sus famillas. Cuando se cerró la empresa a principios de la década de los ochenta, la gente perdió sus empleos, sus familias tuvieron hambre y se asustaron.

No había muchas grandes empresas en Claveria. No había oportunidades de sustento [y] ningún capital disponible salvo el dinero de los usureros. Algunos hombres se veían forzados a saquear para alimentar a sus familias. La vida fue difícil para la mayoría de los clavería nos en esa época. 

Cooperativas al rescate

Algo había que hacer. La vida ya no podía continuar de ese modo.  

La idea de una enfermera jubilada, Petra Aguinaldo, parecía sembrar esperanza. Alentó a un pequeño grupo a comenzar lo que se conocía como la asociación de consumidores. Armaron un negocio y comenzaron a vender mercadería a los socios a un precio relativamente más bajo que lo que vendían los otros comerciantes. Manejaban el negocio de acuerdo a los principios del movimiento cooperativo. En poco tiempo, más personas se interesaron y se unieron a la asociación que más tarde se llamaría Claveria Grassroots Mart, Inc4.

En 1986 los funcionarios de Grassroots Mart convencieron a los socios de que pusieran más capital para que el negocio pudiera comenzar a realizar operaciones de préstamos. Al año siguiente, se la separó de la operación de consumo, que dio lugar al establecimiento de lo que sería conocido como la Claveria Agri-based Multi-Purpose Co-operative. Su membresía se extendió a las municipalidades vecinas de Sanchez Mira y Sta. Praxedes.

La gerente asistente del Grassroots Mart, Petra Martínez, fue la gerente de CABMPC. Con 58.000 pesos, la cooperativa comenzó a financiar las diversas actividades económicas de los pequeños vendedores, empresarios, productores y pescadores en el área. A través de la cooperativa, se construyeron los servicios de irrigación para los productores. Para los pescadores se construyeron jaulas para los peces y una planta de hielo. Armaron un negocio para los consumidores, un depósito, una cantina, un albergue y un centro de comunicaciones. Compraron la franquicia exclusiva para televisión en el área.

CABMPC funcionó sin un encargado de la cobranza, sin embargo pudieron cobrar el 95 por ciento de sus préstamos a través del pago voluntario.

En 2000 y 2001, CABMPC se llevó el primer premio5 en el Gawad PITAK6. Éstos y más servicios se ofrecieron a sus 13.000 socios quienes aumentaron los activos totales de la cooperativa a más de trescientos millones de pesos7.

Darle forma a la herencia de los jóvenes 

En una tierra en donde el transporte y la comunicación fueron difíciles en una época, es una bendición que un libro haya caído en manos de la Sra. Martínez. Este le dio brillantes ideas para incursionar en uno de los recursos más ricos de Claveria - los jóvenes.

A co-operative school canteens in Claveria.Siendo la Consejera en el distrito y al mismo tiempo Presidente de la Asociación de Maestros de Claveria durante más de 15 años, la Sra. Martínez sabía que uno de los problemas de los niños en edad escolar8 era la falta de variedad de comidas sanas ofrecidas en el comedor escolar. Los niños se veían obligados a comprarles a los vendedores de afuera. Esta situación causó que el comedor escolar llegara a fin de año con poca utilidad. Para ayudar tanto a los niños como a la escuela, se propuso la organización de cooperativas de laboratorio (laboratorio es probablemente una mala traducción) con niños de escuelas primarias para llevar adelante el comedor de su escuela.

Fue en 1994, durante una de las reuniones de maestros de distrito, que la Sra. Martínez les habló de su idea. Como casi todas las maestras del área eran miembros de la cooperativa9, aceptaron de buen grado. Se identificaron algunas personas clave. Juntos, elaboraron planes para su implementación. Comenzaban en las escuelas cercanas, las escuelas primarias del Centro Este de Claveria y de Claveria Central.

Se llevaron adelante consultas generales con padres para explicarles cómo se haría y al mismo tiempo conseguir su aprobación. Esto no presentaba gran dificultad dado que la mayoría de los padres también eran miembros de CABMPC. Ellos también aprobaron la creación de la nueva institución. Acordaron que cada alumno contribuyera con cinco pesos como capital accionario (P5,00), a entregar a la entrada a la escuela. Esta suma, más el patrocinio de reembolso de fondos, sería devuelta al estudiante en el momento de la graduación o en que se retirara.

Las cooperativas de laboratorio tanto en el Centro Este de Claveria como en Claveria Central se registraron bajo la Autoridad del Desarrollo Cooperativo10, teniendo CABMPC el papel de la cooperativa madre.

La Organización del Gobierno de los Estudiantes, un cuerpo representativo de estudiantes elegido comúnmente entre estudiantes de los grados V y VI (alrededor de once o doce años de edad) concurrentemente actuaban como los funcionarios de la cooperativa de laboratorio. Trabajaban mano a mano con la maestra a cargo del gerenciamiento del comedor de la escuela. 

Con capital en mano, compraron algunos utensilios y equipamiento simple. Consiguieron la mercadería de la tienda de consumidores de CABMPC en la modalidad de consignación. Los padres proveyeron el resto de la mercadería. La maestra a cargo controlaba que la comida estuviera limpia y en buenas condiciones para los niños.

Organizers of the school canteens.Se estableció un sistema para asegurar que el manejo del comedor de la escuela no afectara los estudios de los niños. Los estudiantes en los grados V y VI ayudaban en el comedor durante la hora de clases de EPP11 (Edukasyong Pantahanan at Pangkabuhayan). Todas las clases de EPP se dividían en familias con alrededor de 6-8 estudiantes cada una. Durante el año, a cada familia se le asignaba el comedor por una semana. Los miembros de la familia desempeñaban las tareas de limpieza del comedor, preparación de la comida, lista de las ventas, contar el dinero y entregarlo a la maestra a cargo. Ocasionalmente, cuando los chicos en la escuela estaban ocupados y no podían cumplir con sus obligaciones en el comedor, los padres se ofrecían voluntariamente para asistirlos.

Por otro lado, los funcionarios de la escuela se aseguraban que el calendario de receso para todos los niveles estuviera sincronizado y coordinado con el comedor. 

Co-ops help students learn how to work together, to treat each other with respect, and to behave honestly.Cuando lo visité, me asombré de ver cómo se comportaban los chicos en la escuela de Claveria, especialmente durante las horas libres. En cada una de las secciones por vez, los estudiantes se dirigían en una única fila hacia el comedor, cada fila encabezada por su propio líder. Sin desarmar la fila, tomaban sus cosas uno por uno y pagaban en el mostrador junto a la salida. En la Escuela de Claveria Central, donde se emplea el autoservicio, los chicos simplemente dejan su pago en la caja antes de retirarse. Entonces, se dirigen nuevamente a sus cuartos en silencio y ordenadamente. ¡Verdaderamente, es disciplina en su máxima expresión! Es un modo en que los alumnos aprenden a estudiar juntos, a tratarse con respeto, y a comportarse honestamente.

El ciclo continuó hasta fin de año. Aunque las ganancias y los ingresos se computaban sobre una base mensual, los ingresos netos se determinaban y asignaban al final del año lectivo, de acuerdo a la siguiente distribución:

  • 50 por ciento - patrocinio por reembolso de fondos
  • 20 por ciento - mejoras de la escuela
  • 15 por ciento - mejoras del comedor
  • 10 por ciento - fondo de reserva escolar
  •  5 por ciento - fondo de educación y capacitación
  • 100 por ciento - ingresos netos

Para deleite de los chicos, los años de actividad le habían dado reembolsos de patrocinio anuales desde 500 a 1000 por ciento. También había una provisión estable de fondos para solventar las mejoras necesarias de la escuela y programas tales como alimentación y participación en competencias académicas inter-escolares.  

Además de "esto" o "los beneficios financieros", aprender los principios y valores cooperativos fue divertido, fácil y auténtico al tener el laboratorio de cooperativas cerca. Las maestras usaban la cooperativa como una referencia al enseñar matemáticas, valores, inglés, lengua y otras materias. 

Las monedas que cambiaron una comunidad12

Un grupo organizado de 4.000 chicos de escuela juntó monedas para recolectar fondos y ayudar a su cooperativa a montar un centro de llamadas de un millón de pesos para conectar a su comunidad con el resto del mundo. 

Eran los maravillosos miembros del Club de Jóvenes Emprendedores y Ahorristas (JEA), los chicos de escuela que alcanzaron el sueño de los Claverianos de tener acceso telefónico entrante y saliente.

La transformación nuevamente fue liderada por la visión de la gerente de CAPBMPC, la Sra. Petra Martínez. Durante el verano de 1999, se dio cuenta de que había unas cuantas monedas de 25 centavos esparcidas por los patios de la escuela, por las calles o incluso en las casas en Claveria. Era evidente que el valor del dinero había disminuido incluso a los ojos de los niños. "Los chicos ya no consideraban a los 25 centavos como dinero. Lo veían como un elemento de juego. Si les daban 25 centavos, incluso lloraban," decía la Sra. Martínez. 

La gerente sintió que algo debía hacerse acerca de la situación. Pidió a los empleados que recogieran cada moneda de 25 centavos que vieran tirada por ahí y la trajeran a la oficina. Limpiaban las que estaban sucias y las agrupaban en conjuntos de cuatro después de trabajar durante horas. Resultó una imagen muy cómica cuando le presentó cinco cajas de estas monedas a la Comisión Directiva. Se mofaron de ella, le preguntaron si las monedas eran el per diem que recibirían después de la reunión. 

"Con este paquetito, ya podrían comprar algo." La Sra. Martínez se dio cuenta de que el gobierno había utilizado dinero para acuñar estas monedas. Tenía fe en que alentando a los niños de escuela a depositar sus monedas en la cooperativa les enseñaría a ahorrar dinero, y en consecuencia, a desarrollar en ellos el valor del ahorro. 

A través de la campaña masiva del Comité de Educación y otros funcionarios de la cooperativa, el Club JEA fue lanzado en junio de 1999 en diferentes escuelas primarias y secundarias en Claveria y en el municipio vecino de Sta. Praxedes. Poco tiempo después, el club se abrió a que pudieran participar niños de entre 0 y 18 años de edad, para incluir a otros que también tuvieran interés.

Nuevamente, no había sido difícil para ellos comenzar la actividad de JEA dado que CABMPC había probado su competencia y compromiso en el establecimiento de las cooperativas de laboratorio en las escuelas. 

La coordinación con los padres y los representantes de la escuela también tuvo lugar. A los chicos se les enseñó a abrir cuentas de caja de ahorro y completar talones de depósito o retiro de fondos.  En seis meses, pudieron conseguir seis millones de pesos (P6.000.000,00), que se volvieron la fuente de fondos de la cooperativa al montar el centro de llamados en febrero de 2000. Hasta el día de hoy, el centro de llamadas genera un ingreso para la cooperativa y conecta a las familias y amigos en cualquier lugar del mundo, una experiencia de la que los Claverianos fueron privados durante muchos años.  Hoy, los miembros del Club JEA son un total de 5.600 y sus depósitos ahorrados llegan a catorce millones de pesos (P14.000.000)13.

Todos los años, durante la celebración del mes de la Cooperativa, todos observan con deleite a los cientos de chicos desfilar en la comunidad. Con felicidad muestran cómo cuidan su futuro y su camino hacia la tierra de sus sueños. 

Pagar tributo a los héroes silenciosos

El éxito de las cooperativas de laboratorio y del Club JEA no hubiera sido posible sin el apoyo persistente de las maestras que actuaron como extensiones de la cooperativa - recolectando, llevando un registro y poniendo a salvo el dinero de los chicos sin retribución a cambio. ¡Fueron ciertamente ejemplares!

También vale la pena mencionar a los padres, quienes apoyaron la participación de sus hijos en las actividades del Club JEA y asistieron en los comedores. 

Como socios de CABPMC, ellos tienen confianza en que la cooperativa es fuerte y estable y que su gerencia está compuesta por gente creíble, confiable y capaz que no los decepcionaría.

No fue mera suerte la que trajo el éxito a esta comunidad. Fue necesario concertar esfuerzos de todos los socios para encontrar soluciones a las dificultades. 

Dicen, "es necesario una comunidad para criar un niño". Sí, es cierto. Puede ser igualmente cierto decir que, "es necesario niños para construir una comunidad". Son fuentes valiosas y tienen mucho para ofrecernos.

Al comienzo fui encantado por la serenidad de Claveria, por sus montañas, granjas y mares. Pero compartir más tiempo con los Claverianos me enseñó mucho más que lo que alguna vez esperé encontrar. Aquí vive un tipo diferente de personas - una comunidad que verdaderamente prospera en la confianza, unidad y cooperación - y compromete a sus jóvenes para hacerlo.

 

1 Gawad sa Pinakatanging Kooperatiba (Búsqueda de la Más Destacada Cooperativa)

2 Basado en el Código del Gobierno Local de Filipinas.

3 Información del 2002. Fuente: Oficina del Mayor Pablo Bolante, Jr.

4 Más tarde llamada Claveria Grassroots Multi-Purpose Co-operative

5 Quinientos mil pesos (P.500.000,000) valor de activos fijos.

6 El Land Bank de las Filipinas rinde honor a las cooperativas asistidas por los bancos top en su  Gawad sa Pinakatanging Kooperatiba (Gawad PITAK) ceremonia  anual de entrega de premios en Malacañang Palace. 

7 Información de noviembre de 2004. Fuente: CABMPC Gerente General, Petra Martínez

8 Generalmente entre las edades de 7 a 12 años, desde l Grado a VI

9 Se refiere a CABMPC

10 Creado bajo el Acta de la República 6939, un cuerpo gubernamental cuya tarea es la de registrar y regular las cooperativas en las Filipinas.

11 Equivalente a Economía del Hogar

12 La transcripción original fue publicada por la Red NATCCO a través del Sector Coop de Filipinas, Volumen 4 No. 1, Febrero 2002, Manila, Filipinas.

13 Los datos son de noviembre 2004. Fuente: CABMPC Gerente General, Sra. Petra Martinez.

Clarissa TrampeClarissa Trampe es graduada en Estudios Cooperativos de la Universidad Politécnica de Filipinas. De 1996 a 2001 estuvo a cargo del área de Cooperativas y Sustento en el despacho del Senador Magsaysay, quien presidió la Comisión sobre Cooperativas del Senado. De 2002 a 2004, fue Coordinadora de Juventud para NATCCO, lapso durante el cual desarrolló el Programa Planetario para jóvenes de Cooperativas. Actualmente es Oficial de Marketing para el Banco Cooperativo Metro, un banco cooperativo nacional organizado y controlado por cooperativas y de propiedad de cooperativas en Filipinas. 

Creator - Author(s) Name and Title(s): 
Clarissa S. Trampe
Publication Information: 
Los Jóvenes Reinventan Las Cooperativas: Perspectivas De Los Jóvenes Sobre El Movimiento Cooperativo Internacional
Date: 
Thursday, January 1, 2009
Publisher Information: 
New Rochdale Press, British Columbia Institute for Co-operative Studies
Imagen: 

Ubicación

Claveria
Philippines