Pensar Globalmente

Los jóvenes son cada vez más importantes. De acuerdo a las Naciones Unidas (ONU), los niños y los jóvenes, menores de veinticinco años, componen el cincuenta por ciento de la población mundial. El mundo ya ha comenzado a cambiar para incorporar estos miles de millones de jóvenes, haciendo un esfuerzo por generar en ellos un compromiso. Los jóvenes van a tener que comenzar a participar más activamente desde el punto de vista económico, social y político que lo que han estado acostumbrados en el pasado reciente. Desafortunadamente, los jóvenes también están enfrentando sus propios problemas: por ejemplo, una de cada cuatro personas menores de 25 años vive en la pobreza.

¿Entonces qué pueden ofrecer las cooperativas a los jóvenes?

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas especifican la necesidad de trabajo decente y productivo para los jóvenes, especialmente en los países desarrollados. Esta es un área clave donde las cooperativas pueden ayudar. En algunas áreas del mundo, las cooperativas ofrecen la única oportunidad de que los jóvenes obtengan empleo decente. El modelo cooperativo puede beneficiar a los jóvenes que quieren comenzar sus propias empresas pero tienen poco capital. Las cooperativas pueden ofrecer apoyo, asesoramiento, y en algunos países, los subsidios otorgados para comenzar una cooperativa les dan a los jóvenes la oportunidad de ser independientes y tomar la responsabilidad de sus vidas en sus propias manos. La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconocen este hecho y están trabajando en conjunto para tratar de desarrollar un programa de trabajo decente para los jóvenes que eligen usar el modelo cooperativo para satisfacer sus necesidades económicas y sociales. Los jóvenes se acercan a los valores y principios del movimiento cooperativo y están buscando un modo justo de hacer negocios. Valoran el hecho de que las cooperativas contribuyen a la comunidad y, en algunos países, han podido acercarse a las cooperativas en la búsqueda de modos de hacer carreras éticas, particularmente cuando están buscando su primer empleo.

Las cooperativas ofrecen trabajo para los jóvenes, tanto las establecidas ya existentes, como aquellas que los jóvenes organizan y llevan adelante por si mismos. Los valores cooperativos significan o - deberían significar - que los jóvenes son vistos como iguales y se los alienta para participar activa y responsablemente dentro del movimiento. Las cooperativas pueden ser útiles en ayudar a los jóvenes a prepararse para sus vidas de trabajo, tanto dentro de una cooperativa como fuera de ella, a través de programas de capacitación y educación que los fortalecen. La mayoría de las cooperativas se dedican a ofrecer capacitación y educación para socios y empleados.

En algunas partes del mundo las escuelas cooperativas son muy comunes y ofrecen numerosas oportunidades para los jóvenes: por ejemplo, en la escuela de Malasia las cooperativas juegan un papel importante en los programas nacionales de las escuelas. Llevan adelante organizaciones estudiantiles, bares y pequeñas tiendas, y enseñan a los jóvenes habilidades de liderazgo democrático mientras aprenden a dirigir una cooperativa. 

Lo mismo es cierto para la vivienda cooperativa. Con frecuencia es la única opción para los jóvenes que se inician en su propia vida, mientras otras personas pueden elegirlas por los componentes sociales de vivir cooperativamente. La Organización Cooperativa de Estudiantes de Norte América (OCSAN) ayuda a los jóvenes a dirigir y mantener exitosas y accesibles viviendas estudiantiles, una serie de tareas que también le ofrece a los estudiantes oportunidades de jugar roles de liderazgo en su comunidad. 

Por lo tanto, las cooperativas pueden ayudar a los jóvenes a mejorar sus vidas. Durante los últimos años, mientras la gente ha comenzado a aceptar que las cooperativas pueden ser beneficiosas para los jóvenes, con frecuencia me han preguntado, en un tono levemente escéptico "entonces ¿qué pueden los jóvenes hacer por las cooperativas?" Esta es a primera vista una pregunta difícil de responder sin caer en banalidades. El hecho de que la pregunta sea formulada, de por sí sugiere que las cooperativas aún no han aceptado adecuadamente a los más jóvenes. Cambiemos la pregunta a "¿entonces qué pueden los mayores hacer por las cooperativas?" o por cierto "entonces ¿qué pueden los blancos hacer por las cooperativas?" y el problema (y por cierto la potencial ofensa) de la redacción de la pregunta se aclara. La pregunta debería ser, "¿en qué están fallando las cooperativas, si un sector completo de la población no está siendo alentado a participar y no puede jugar un rol completo en el movimiento?"

Una de las preguntas clave sobre las que se centra la gente, sin embargo, es el desafío de planificar para la sucesión efectiva de líderes, sin eso, el movimiento seguramente decaerá. Igualmente importante es el hecho de que debido al fracaso en incorporar al cincuenta por ciento de la población, el movimiento se está perdiendo una gran cantidad de variadas y nuevas perspectivas e ideas. En palabras de la conferencia de la juventud de la ACI en Europa 2003 ICA, "No somos (los jóvenes) el futuro, somos el presente. Los jóvenes traemos energía y vitalidad al movimiento y con frecuencia nos focalizamos más intensamente sobre los valores y principios originales. Estas son las cosas que hacen que el movimiento cooperativo sobresalga y son también uno de los principales aspectos que atrae a los jóvenes. El objetivo de las cooperativas de equilibrar las preocupaciones económicas y sociales es único". 

Dentro del movimiento cooperativo ha habido un gran cambio desde su comienzo en Rochdale, Reino Unido. Cuando el movimiento británico atravesó su creación permanente, la mayoría de los evocados de Rochdale no eran ni jóvenes ni mujeres. Hoy en día el movimiento abarca 91 países e incluye jóvenes y mayores, hombres y mujeres, en la cooperación. La diversidad nos da fortaleza y es por eso que el movimiento cooperativo busca alentar a más jóvenes a involucrarse. En 2003, la Alianza Cooperativa Internacional dio un paso histórico al alentar la participación de un joven en el comité principal de toma de decisiones de la ACI. Tuve el privilegio de ser el primer joven, y he visto, en todo el mundo, la diferencia que los jóvenes pueden hacer. Los jóvenes no queremos tomar las riendas del movimiento, solo queremos la oportunidad de darle forma a parte de nuestro movimiento, y tratar de continuar los valores y principios cooperativos. Tenemos mucho para ofrecer y podemos ayudar al movimiento cooperativo a crecer de formas nuevas y emocionantes. La cooperación es la llave, ya sea entre los mayores y los jóvenes, hombres y mujeres, ricos y pobres.

Jo Billy ScullianJo Billy Scullian del Reino Unido es estudiante de Ciencia política en la Universidad de Edimburgo. Ha estado involucrada en varios aspectos del movimiento cooperativo desde los seis años. En el 2003 se convirtió en la primera joven integrante del Consejo de la ACI; tiene un interés especial por organizar la cooperación global de la juventud. 

Creator - Author(s) Name and Title(s): 
Jo Billy Scullian
Publication Information: 
Los Jóvenes Reinventan Las Cooperativas: Perspectivas De Los Jóvenes Sobre El Movimiento Cooperativo Internacional
Date: 
Thursday, January 1, 2009
Publisher Information: 
New Rochdale Press, British Columbia Institute for Co-operative Studies